Lactancia durante el embarazo

0 Comentarios

¿Quieres saber más sobre la lactancia durante el embarazo? A pesar de lo que mucha gente piensa, es posible quedarse embarazada durante la lactancia de tu bebé, y es conveniente saberlo cuanto antes por tu salud y la del feto. Algunas madres que le están dando el pecho a sus hijos deciden no interrumpir la lactancia y continuar con las tomas durante todo el embarazo.

A la hora de darle el pecho a tu hijo es normal que sientas los pechos muy sensibles o que tu producción de leche baja. ¿Quieres saber más sobre la lactancia durante el embarazo?

Como sabes, uno de los primeros síntomas de embarazo es la extrema sensibilidad que la madre siente en los pechos. Para muchas mujeres, esta sensibilidad es tanta que las tomas comienzan a ser desagradables y deciden dejar la lactancia, ya que notan muchas molestias cuando el niño se coge al pecho. Otras,  tratan de cambiar la posición del niño para reducirlas.

Quedarse embarazada puede forzar o acelerar el destete de tu hijo, además de por las molestias, porque la producción de leche desciende considerablemente (aunque se sigue produciendo leche). A muchos niños les resulta un inconveniente y abandonan la lactancia o reducen sus tomas.

Las cifras revelan que un 62 % de los niños abandonan la lactancia durante el embarazo de su madre. Algo más de una tercera parte lo hacen entre el tercer y cuarto mes de gestación, coincidiendo con la caída de la producción de leche, y el resto hacia el final del segundo trimestre.

Antes se creía que los niños abandonaban la lactancia por el cambio de sabor al aparecer el calostro, pero ahora se sabe que no existe ese cambio hasta pocos días antes del parto. En estos días, el sabor de la leche puede cambiar y también las deposiciones del niño, que suelen ser más claras.

Los estudios han demostrado que no hay diferencia de peso al nacer entre los bebés que nacieron de una madre que amamantó a su hermano durante el embarazo y los bebés cuyos hermanos fueron destetados más de 6 meses antes de ser concebidos.   Si bien se sabe estadísticamente que los segundos hijos tienden a pesar algo más que sus antecesores. Si la mamá esta bien alimentada, y su embarazo es normal, puede continuar con la lactancia.

Durante el momento de la toma, se segrega oxitocina, que puede causar contracciones leves del útero. Esto es normal, pero solo perdura mientra el niño está tomando el pecho, no hay evidencia alguna de que pueda afectar al embarazo.

¿Estás pensando en continuar con la lactancia durante el embarazo?

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *