Mitos sobre la lactancia

Seguramente hayas oído de todo sobre la lactancia materna: que no debes comer cebolla porque si no el bebé rechazará el pecho, que hay que beber leche para producir más leche o que debes ponerlo 10 minutos en cada pecho… ¿Quieres saber que hay de verdad en estas (y otras) afirmaciones sobre la lactancia materna?

1.   Las mujeres con poco pecho no producen suficiente leche

El tamaño del pecho depende de la grasa que haya,  y eso no se relaciona con los conductos encargados de fabricar leche. La cantidad de leche producida, por lo tanto, no depende del tamaño del pecho.

2. Debe ponerse al bebé 10 minutos en cada pecho

Lo ideal es ponerle en uno de los pechos, hasta que no quede leche. Y en la toma siguiente, ofrecerle primero el pecho que quedó de segundo la vez anterior. La razón de esto es que la leche inicial es más rica en agua, y después más rica en grasas y proteínas.

3.  Algunos alimentos aumentan la producción de leche

No hay ninguna relación entre la cantidad de leche y los alimentos ingeridos, y, en particular, no hace falta beber leche para producirla.

4. Una mujer que da pecho debe comer por dos

La mujer debe comer sano y equilibrado, pero no por dos, porque sino todo lo que conseguirá será engordar. Desde luego, la lactancia no es un buen momento para ponerse a dietas extremas.

Lo ideal es seguir llevando el tipo de alimentación que llevabas antes del embarazo, así, durante la lactancia se consumirán las reservas que quedaron del embarazo, y te será más fácil recuperar tu peso inicial.

5. Algunos alimentos alteran el sabor de la leche materna

Hay alimentos como los espárragos, el ajo o la cebolla que pueden alterar el sabor de la leche, pero normalmente, esto no genera rechazo en el bebé.

¿Qué otros mitos conoces?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here