Tipos de parto | Desde el natural hasta el quirúrgico

tipos de parto

Aunque en ocasiones los síntomas del parto pueden ser dolorosos, el parto es uno de los momentos más especiales en la vida de cualquier mujer. Una situación que recordarán durante toda su vida, especialmente si no hay ningún inconveniente. Sin embargo, este no se presenta de la misma manera en todas las mujeres, lo que conlleva a la existencia de diferentes tipos de parto. En este artículo de Blog de Bebés te hablaremos sobre aquellos más comunes, incluyendo tanto a los partos naturales como la cesárea.

A considerar: ¿Cuáles son las principales características del proceso de parto?

Aunque para muchos/as puede resultar obvio, queremos comenzar identificando las características fundamentales de este proceso.

En primer lugar, el parto es entendido como el proceso a través del cual se da la salida de bebé y de la placenta del útero materno. Es el paso final de la terminación del embarazo, la cual comienza, generalmente, a partir de la semana 37. Este proceso, junto con el mismo embarazo, conlleva a cambios físicos en la mujer.

En segundo lugar, se debe destacar que aunque lo ideal es que el parto sea completamente espontáneo, ninguna mujer está exenta de que se presenten complicaciones o determinados factores que generen la necesidad de provocar el parto, adelantarlo o intervenirlo.

Es momento de conocer los tipos de parto, ¡Vamos a por ello!

tipos de parto

Aunque los tipos de partos pueden ser considerados teniendo en cuenta diferentes aspectos, vale destacar que el sentido estricto de la clasificación de estos parte de la manera en la que el bebé sale del útero de la madre al mundo exterior. De esta manera, la clasificación se deriva de si es parto natural o por cesárea.

Ahora bien, los demás tipos de parto pueden incluir factores como si es espontáneo o inducido, si requiere intervención médica e inducción o las condiciones en la que este se lleve a cabo.

1. Parto vaginal o eutócico

Este primero de los tipos de parto es un proceso completamente fisiológico en el que el bebé nace a través de los genitales de la madre. Este es el parto más recomendado, ya que favorece el seguimiento de los tiempos naturales del parto, potenciando el bienestar de la madre y del bebé. Generalmente, se desarrolla bajo supervisión médica.

El parto vaginal puede ser natural/espontáneo o inducido.

  • Parto vaginal natural

Este parto sigue la vía vaginal y se presenta de manera espontánea, entre la semana 37 y 41 del embarazo. El parto natural busca siempre la mínima intervención de agentes externos.

Sin embargo, en esta alternativa de parto es muy común la supervisión médica para evitar complicaciones y la implementación del parto con anestesia. Este conlleva el uso de medicamentos para el dolor. La ventaja es que las madres no sufren con tanta intensidad las molestias del parto.

  • Parto vaginal inducido

Este se presenta cuando existe la necesidad de provocar el parto, es decir, no se da de manera espontánea. La inducción del parto es determinada por criterio médico con base en factores como la no iniciación del proceso en las semanas normales o la disminución considerable de líquido amniótico, entre otros.

En el parto por inducción se aplican diferentes medicamentos que estimulan las contracciones y la salida del bebé. El equipo médico mantendrá vigilancia estricta sobre la dinámica del útero, la frecuencia cardiaca del bebé y la madre y la tensión arterial.

  • Parto vaginal instrumental

Este parto puede ser espontáneo o inducido, pero la diferencia es que requerirá de la intervención de instrumentos como los fórceps o espátulas. Esto ayudará a controlar la posición de la cabeza del bebé, en aras de facilitar el proceso. Para utilizar las herramientas, es fundamental que la madre dilate completamente y que el parto no se dé antes de las 34-36 semanas.

2. Tipos de parto dependiendo del número de semanas

tipos de parto prematuro

Es importante mencionar que estos partos pueden ser vaginales naturales, inducidos o por cesárea. La siguiente clasificación responde únicamente a la cantidad de semanas de gestación que se cumplen al presentarse el parto. 

  • Parto a término

Como su nombre lo indica, este es la parto que se da dentro de los plazos normales, es decir, entre la semana 37 y 41 de gestación.

  • Parto prematuro

Este ocurre cuando la finalización del embarazo se presenta antes de las 37 semanas de gestación. En cuando a posibilidades de supervivencia, este debería darse luego de la semana 26.

  • Parto posmaduro

A diferencia de los dos anteriores, este es un parto que se presenta luego de la semana 42 de gestación. Sin embargo, este conlleva varios riesgos, los cuales están generalmente asociados a la reacción de la placenta y el tamaño del bebé.

3. Tipos de parto según las condiciones y entornos en los que se presente

tipos de parte

  • Parto en el agua

Un parto que está teniendo bastante éxito, aunque no está extendido por todo el mundo, es el parto en el agua. Esta es una especie de parto natural, donde el pequeño o la pequeña sale de una forma bastante más rápida y tranquila. En este caso, el agua corre mediante filtros a una temperatura aproximada de 37 °C. Se considera que es uno de los tipos de parto menos traumáticos, tanto para la madre como para el bebé.

  • Parto en cuclillas

Este es también uno de los tipos de parto que más relevancia ha adquirido en los últimos años. Lo anterior debido a que esta posición amplía un poco más el diámetro de la pelvis alcanzando con mayor facilidad la dilatación requerida. Además, mejora la circulación de la madre y la frecuencia cardiaca del bebé, aumentando la oxigenación y reduciendo el sufrimiento.

3. Parto quirúrgico o por cesárea

parto por cesarea

Finalmente, el parto por cesárea, otro de los más demandados, consiste en hacer una incisión en la pared abdominal y el útero para sacar al bebé. Puede hacerse de forma longitudinal o transversal a nivel suprapúbico. Las ventajas son que se podrá sacar al pequeño sin problemas, en caso de que venga con pies o nalgas hacia abajo.

Los tipos de cesárea corresponden a la forma en la que se presenta y la zona dónde se realiza el corte al útero. Dentro de la primera clasificación se encuentran:

  • Cesárea programada

Aquella intervención quirúrgica que se planea con anterioridad, identificando la fecha probable del parto y las condiciones obstétricas.

  • Cesárea de urgencia

Como su nombre lo indica, no es un procedimiento preparado con antelación. Generalmente, responde a la necesidad de salvar la vida del bebé y la madre frente a diferentes complicaciones médicas que lleven a un cuadro de urgencia vital. Estas complicaciones pueden incluir infecciones maternas y eclampsia.

Ahora, de acuerdo a la zona en la que se hace el corte, los tipos de cesárea son:

  • Cesárea vertical

Se presenta en casos muy específicos, como la placenta previa. No es el más recomendado, ya que aumenta las posibilidades de hemorragia y la afectación de una mayor cantidad de fibras.

  • Cesárea horizontal

Es el más común. Con este tipo de corte la apertura abdominal es mucho más sencilla, no hay tanto riesgo de hemorragia y deja cicatriz menos visible.

  • Cesárea en forma de T

Este se presenta cuando el bebé tiene mayor tamaño o está en una posición difícil. Implica un corte vertical y uno horizontal. 

¡Llegaste al final de nuestro artículo sobre tipos de parto! ¿Qué tal te ha parecido? ¿Te ha resultado útil la información? ¿Tienes información adicional que creas pueda ayudar a nuestros/as lectores/as? ¡Cuéntanoslo todo en la sección de comentarios!

Ahora, si tú estás a la espera de tu primer hijo o hija, te dedicamos estas hermosas frases para madres primerizas, ideales para motivarte y a añorar el día del parto. ¡Muchas felicidades! :)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here