Cómo prepararse para el parto: 4 consejos fundamentales

preparacion para el parto

Ser madre es una de las experiencias más bellas y gratificantes en la vida de una mujer. Si bien concebir un hijo es un hermoso regalo que nos llenará de amor y alegría, también trae consigo retos y desafíos. Lo que queremos decir es que ser madre conlleva una enorme responsabilidad, a la vez que requiere de una preparación física y mental. Esta es necesaria no solo para que el trabajo de parto sea más ameno, también para que tú, como madre, te sientas más preparada y segura al dar a luz.

¿Cómo prepararse para el parto?

Antes de comenzar, debemos señalar que es natural sentirse nerviosa durante este proceso, pues como madres siempre procuramos escoger lo mejor para nuestros hijos. Así que lo primero que te podemos aconsejar es buscar ayuda, no por ser madre debes saberlo todo.

Aprovecha el apoyo de quienes están a tu alrededor, ya sea tu familia y amigos o incluso verdaderos profesionales como tu ginecólogo(a) y matrona; confía en preguntar e infórmate en todo lo que requieras. Afortunadamente, existen varios cursos de preparación al parto que te pueden resultar muy útiles, como, por ejemplo, el Método Maternidad 21, que imparte Carla Sarrat, matrona con varios años de experiencia ayudando a embarazadas.

1. Cursos de parto online

cursos de parto online

Con las diferentes facilidades que nos otorga la tecnología, podemos acceder a este tipo de cursos y de manera remota, algo que muchas madres sabrán apreciar. Sin embargo, recuerda asesorarte bien, buscando cursos fiables que te brinden información certera. Por esta razón, te recomendamos conocer el Método Maternidad 21 de preparación al parto. Con él, podrás confiar en que estás tomando las decisiones que mejor se adaptan a ti y lo que deseas para tu parto.

Si bien el parto es un proceso natural, para el cual nuestro cuerpo sabe prepararse de manera biológica, el tomar un curso de preparación para el parto, te ayudará a facilitar el proceso, evitando secuelas y logrando una mejor recuperación postparto. Además de esto, recibirás otros beneficios como:

  • Evitar la violencia obstétrica en tu parto; tanto secuelas físicas como emocionales
  • Tomar decisiones informadas y no depender de las opiniones de terceros
  • Sentirte segura y plenamente confiada

Lo mejor de todo es que este tipo de cursos se adaptan a tus gustos y preferencias, sin importar el tipo de parto que desees. Ten presente que durante este curso de preparación para el parto, deberás apoyarte en tu matrona, encuentra una persona que te brinde entera confianza, pues ella será indispensable durante todo el proceso. No dudes en exigir lo mejor de lo mejor, pues la matrona también representa un apoyo afectivo y explicativo; recuerda que el conocimiento es poder, por lo que al saber con certeza el porqué de lo que ocurre durante el parto es lo más beneficioso para ti y tu bebé.

2. No te olvides del ejercicio

Además de tomar un curso de preparación para el parto, hay otros consejos que podrías seguir. Por ejemplo, mantener una rutina de ejercicio. Se ha visto que las mujeres embarazadas que realizan ejercicio regularmente, tienen a tener partos más cortos y sencillos. Por supuesto, en estado de embarazo, no es recomendable hacer ejercicios de gran impacto. Lo ideal es realizar actividades simples como: caminar, nadar e incluso el yoga o los pilates. Esto se debe a que estos ejercicios ayudan a mejorar la flexibilidad y la energía. 

3. Los masajes

Puede que este consejo te resulte curioso a la hora de la preparación para el parto, pero es realmente efectivo. Según los expertos, al realizar los masajes se liberan endorfinas, sustancias químicas que nos ayudan a aliviar el dolor y dar sensación de bienestar. Así que, si en algún momento te sientes mal, puedes pedirle a alguien que te haga los masajes. Para esto, solo deberá recorrer tu espalda con la punta de los dedos, pasando por los hombros y hasta las caderas. Incluso, se habla de la efectividad de presionar el cóccix y la palma de la mano. 

4. Técnicas de respiración

respiracion parto

Un último consejo que queremos compartirte durante la preparación de parto son los ejercicios de respiración y relajación. Puede sonar algo simple, pero no desestimes el poder de la respiración, se sabe que esta ayuda a bajar notablemente los niveles de estrés, algo que, por ende, también ayuda a controlar la situación. 

Durante el proceso, se recomienda mantener una respiración lenta entre las contracciones más intensas. Esto permite que el cuerpo descanse y se relaje. De manera similar, la respiración profunda, escuchar música e, incluso, la visualización (de tu lugar favorito, por ejemplo) también son de gran ayuda durante este proceso.

Con esto concluimos el artículo. Esperamos te haya resultado útil: al tomar un buen curso de preparación al parto podrás sentirte segura y feliz con todo el proceso. Podrás despedirte del miedo y del dolor, haciendo que esta hermosa experiencia sea aún más enriquecedora y gratificante. ¡No lo pienses más, el Método Maternidad 21 es tu mejor aliado para la preparación de parto! Ah, y por cierto, ¡felicidades, mamá!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here