Masajes durante el embarazo

¿Son recomendables los masajes para embarazadas? Exceptuando los embarazos de riesgo, un masaje bien dado resulta muy favorable durante los meses de gestación, ya que puede ayudarte a sobrellevar los cambios de tu cuerpo. Eso sí, antes de ir a hacerte un masaje debes preguntarle a tu médico si te da su beneplácito, porque en determinadas situaciones como diabetes gestacional, hipertensión o riesgo de aborto está contraindicado.

¿Quieres saber qué beneficios te traerá el masaje?

Los beneficios son múltiples. Destacan los siguientes:

  • Te ayuda a relajarte , contribuyendo a tu bienestar y eliminando el estrés y la ansiedad, que, a veces, acompañan al embarazo.
  • Ayuda a estimular el sistema glandular que estabiliza las hormonas.
  • Alivia la presión de espalda y cuello, por lo que mejora el dolor de espalda, tanto cervical como lumbar,  característico del embarazo.
  • Estimula la circulación sanguínea, llevando más oxígeno a las células, algo muy beneficioso tanto para la madre como para el feto.
  • Combate la retención de líquidos, especialmente a través del drenaje linfático manual.
  • Ayuda a mantener la piel elástica y flexible, por lo que disminuye el riesgo de estrías.

La maquinaría para masajes no está indicada para el embarazo, cuando se deben recibir masajes hechos con las manos. Lo ideal es acudir a un centro donde ofrezcan masajes especializados para embarazadas.

Normalmente te pedirán que te acuestes de lado, pero también hay sitios donde cuentan con camillas especiales, para acomodar la barriga y que puedas tumbarte boca abajo. Boca arriba no es recomendable tras el primer trimestre, ya que el peso del feto presiona las venas y puede impedir una correcta circulación sanguínea.

¿Has recibido algún masaje durante el embarazo? ¿Lo recomiendas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here