Perder peso tras el parto

posparto.JPG

Ya hemos hablado en otras ocasiones de cómo recuperar la línea después de dar a luz y de las dificultades que pueden surgir, pero hoy quiero ir un paso más allá: ¿crees que las revistas dan una idea de la recuperación posparto que no es realista?

Numerosas modelos y actrices posan a las ocho o incluso seis semanas de parto con un físico envidiable. De acuerdo, ellas ya tenían previamente un cuerpo perfecto, pero recuperarlo tan rápido no es lo natural, y forzar ese adelgazamiento es incluso nocivo.

Para las famosas, parece que perder el peso acumulado durante el embarazo es coser y cantar. Eso genera frustración en las mujeres normales, como ha demostrado una encuesta realizada recientemente por el portal babycenter.com. Un 31% de las mujeres reconoció sentirse presionada por revistas y programas del corazón para lucir un cuerpo perfecto las primeras semanas tras el parto (y deprimidas al no conseguirlo).

¿Por qué las famosas vuelven a su peso habitual en dos semanas y tú no? Porque normalmente tienen más dinero y más tiempo que tú. Eso sirve para contratar profesionales que te diseñen un entrenamiento deportivo exigente que cumplir a rajatabla, contratar nutricionistas que planeen una dieta hipocalórica muy restrictiva y pagar operaciones de cirugía reconstructiva exprés. También ayuda el haberse cuidado durante el embarazo, ya que muchas apenas suben peso durante la gestación -algunas, de hecho, rozan la pregorexia-.

hallebery.JPG

La imagen que ves en las modelos es, por lo tanto, artificial. Ahora es un “orgullo” el recuperarse cuanto antes, y hay quien está dispuesto a hacer cualquier cosa para conseguirlo. Pero si le preguntas a tu médico si puedes dejar de comer y comenzar a entrenar a los tres días de parir, va a poner el grito en el cielo.

Tras el parto, lo normal es acumular grasa como reserva para la lactancia. El posparto es una época para cuidarse, pues es cierto que el gasto calórico cae en picado y que es fácil acabar con unos cuantos kilos de más si no se tiene en cuenta este aspecto.

Hay que buscar un equilibrio entre lo que el cuerpo consume y lo que gasta. Una mujer que está amamantando necesita entre 500 y 600 calorías por encima de su dieta normal, que sería de 1.800 diarias. De este aporte, una parte importante debe ser de líquidos (especialmente leche, para asegurar la absorción de calcio suficiente). Y no olvides que la lactancia ayuda a bajar el peso ganado durante el embarazo.

En cuanto al ejercicio físico, los ginecólogos recomiendan esperar al menos seis semanas antes de empezar a hacer deporte. Además, hay que comenzar gradualmente y de acuerdo con tus capacidades deportivas pre-embarazo.

Lo ideal es que en el plazo de un año se haya recuperado el peso anterior al embarazo, y para eso hay que comer sano y llevar una vida activa. Sin embargo, querer acelerar el proceso es dañino para tu salud y para la de tu bebé. ¡Necesitar un tiempo de recuperación es completamente natural!

¿Te molesta que se ensalce tanto el hecho de que las famosas estén ideales pocas semanas después del parto?

Vía: El País
Fotos vía: Flickr y Just Jared

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here