La matrona

matrona.JPG

¿Sabes cual es la función de la matrona? Su labor consiste en complementar el trabajo del ginecólogo durante embarazo y parto, centrándose especialmente en seguir la evolución de la gestación, servir de apoyo y preparar y dar seguridad durante el parto.

Lo más importante de la matrona (o el matrón) es que mantiene la dimensión humana en la relación con la futura mamá, mientras que normalmente la relación con el obtetra se centra más en lo clínico.

La figura de la matrona siempre ha sido fundamental durante el parto. Tradicionalmente, eran ellas las que se encargaban de ayudar a las mujeres a dar a luz en las casas y sólo avisaban al médico en caso de complicaciones. Su saber hacer venía avalado por el aprendizaje a través de la experiencia y, en numerosas ocasiones, provenían de familias en las que las mujeres siempre se dedicaban a eso.

En la actualidad, las matronas son enfermeras que, tras su carrera, han cursado una especialización de dos años en enfermería obstetrico-ginecológica.

En la sanidad pública, las matronas siguen tu embarazo a través de una consulta mensual, independiente de las citas con el ginécologo. En la sanidad privada, la matrona sólo aparece en el momento del parto, pero si quieres acudir a ella durante el embarazo puedes hacerlo por la sanidad pública.

Tu matrona controlará tu peso, medirá tu tensión, y escuchará los latidos de tu bebé para asegurarse de que todo está bien.También está disponible para cualquier consulta sobre dudas respecto a la higiene, la alimentación, molestias durante el embarazo o hábitos de salud, por eso es fundamental que encuentres una matrona con la que te sientas cómoda y en confianza. Es esencial que la matrona sea una mujer cercana que sea capaz de tranquilizarte durante estos meses.

Además, en muchas ocasiones son las encargadas de las clases de preparación al parto en los centros de salud.

En el momento del parto, su labor es todavía más imprescindible. Al igual que durante el embarazo, a la función médica, añade su labor de guía durante el proceso de nacimiento de tu hijo y puede ser muy útil para ayudarte a relajarte y sentirte tranquila. Es ella quien controla la dilatación y  el estado del bebé a través de la monitorización fetal. En el caso de parto vaginal, te acompañará durante todo el período de dilatación y durante el expulsivo, cuando ya tu ginecólogo reciba al bebé.

Tras el parto, controlará los puntos y el estado de tu útero, y te asistirá tus primeros días como madre, respondiendo a todas las dudas (y son muchas) que surgen en ese momento.

2 Comentarios

  1. Mama10

    Interesante!

Deja tu comentario