Síntomas de la ovulación | De los comunes a los desconocidos

Síntomas de Ovulación
Síntomas de Ovulación

Tal como evoca el título de esta entrada, la ovulación es un proceso complejo por el que atravesamos durante un largo tiempo. Lo más importante, es que mientras dura nuestra fertilidad potencial, existen síntomas de ovulación que en algunos casos desconocemos y no tenemos la mínima idea de la relación que tienen con este ciclo femenino determinante en muchos aspectos.

En efecto, un aspecto de suma importancia es reconocer los síntomas de ovulación como un mecanismo en el que se establecen los días fértiles y con ello, un calendario de fertilidad, determinado precisamente por los síntomas de la ovulación. En Blog de Bebés, queremos pedirte que nos acompañes a descubrir con nosotros, los síntomas de ovulación, no solo los que todas conocemos, sino los desconocidos.

Síntomas de Ovulación | De los más comunes a los más desconocidos

Para empezar, deseamos hacer énfasis en la importancia de los síntomas de ovulación como la manera en la cual puedes determinar aspectos como el periodo de ovulación, fundamental para calcular tus días fértiles. Este calendario de fertilidad, te mantendrá informada en muchos aspectos que pueden constituir la base de una vida normal y que te enseñara cómo funciona la ovulación y su importancia en nuestra actividad diaria.

A continuación te presentamos una serie de síntomas de ovulación que partes desde los más comunes hasta los desconocidos por la mayoría de las mujeres:

Dismenorrea, un nombre horroroso para un síntoma del mismo calibre

Qué es la ovulación 2

Este es uno de los síntomas de ovulación más comunes y reconocidos porque pocas mujeres no lo sienten alguna vez en la vida. Se trata de un dolor que varía su intensidad de acuerdo a cada mujer y que se refleja en el bajo vientre que aun cuando no es generalizado, es bastante más común de lo que se sabe.

Dicho dolor forma parte de los procesos que involucran el proceso de cómo funciona la ovulación. Se debe a un descontrol en dos sustancias básicas en el desempeño hormonal, la prostaglandina y el ácido araquidónico, cuya función es regular las contraccoines de útero, que ocurren como consecuencia del balance químico que se presenta para el momento previo a la menstruación. Es un dolor variable que también puede estar asociado a otras disfunciones más complejas en la ovulación de la mujer y puede ser tratado farmacológicamente, sobre todo con la ingesta de anticonceptivos.

Mastodinia o dolor en los pechos, otro nombre raro para algo común.

Es un síntoma de ovulación en que se nos presenta un endurecimiento de las glándulas mamarias, que al mismo tiempo y como regla general, viene asociado a un dolor leve en la mayoría de los casos. Cuando nos preguntamos: ¿Qué es la ovulación?, debemos responder que es un proceso biológico en el que intervienen diversos componentes químicos y la interacción y equilibrio de los mismos, sobre todo en el caso de las hormonas, resulta esencial para pasar el mismo con la mayor comodidad posible.

Sin embargo, sucede que en el periodo de ovulación muchas veces tenemos que enfrentarnos a desajustes, porque nuestro cuerpo responde a cambios en su funcionamiento, uno de estos cambios está representado por la retención de líquidos a consecuencia de la presencia excesiva de estrógenos. Tu cuerpo reacciona y la evidencia es el endurecimiento de los tejidos mamarios y en algunos casos, dolor que pasa a los pocos días, cuando llega finalmente la menstruación. Tanto la Mastodinia, como la dismenorrea, se refieren a este descontrol hormonal que suele mejorar con la llegada de los embarazos, aun cuando no en todos los casos, así que pueden ser síntomas de ovulación que acompañén a la mujer durante la etapa fértil de su vida.

Dolores de cabeza, irritabilidad y nauseas, la tormenta perfecta.

Asimismo, estos síntomas de ovulación están asociados al desorden hormonal señalado anteriormente y son definitivamente menos frecuentes que los nombrados pero si muy comunes, más de lo que la gente sabe o cree. La explicación es sumamente sencilla. Si tenemos una retención de líquido, resulta evidente que existen muchas posibilidades que nuestra tensión arterial suba un poco, esto a su vez, en unión a otros factores, puede generar el dolor de cabeza, así mismo, ¿Quién no se muestra irritable si tiene dolor en cada parte de su cuerpo, cabeza, tronco y vientre?

En cuanto a las náuseas, el problema radica en el desbalance químico ocasionado por la inundación de hormonas que preparar la salida del ovulo, es decir el periodo de ovulación. En muchos casos, existen descompensaciones de elementos nutricionales como calcio o sodio, que a su vez, generan ansiedad y nauseas, así como una asociación necesaria a mareos. Es algo similar aun cuando atenuado a lo que sucede en el embarazo, sobre todo en su primera parte.

Aumento de la temperatura basal, el primer desconocido

Para muchas personas es una síntoma de ovulación poco conocida durante esta etapa de la mujer. Se trata de un procedimiento sencillo que además te permite establecer la realidad de tu calendario de fertilidad, definiendo el momento perfecto para concebir, gracias a un mecanismo que debes incluir en tu calendario de fertilidad para poder realizar las tareas necesarias cuando decides tener familia.

La cuestión es que en un momento determinado, se genera una gran cantidad de progesterona que influye en la temperatura del cuerpo durante el sueño. La variación de 0.2 a 0.5 ºC, señalan la salida del ovulo así como su disponibilidad para ser fertilizado.

Aumento y cambio del moco cervical, otro perfecto desconocido.

En efecto, muchas mujeres desconocen la relación entre esa secreción que a diferencia del flujo vaginal cotidiano, es algo más viscoso y transparente. Estos síntomas de ovulación representan un modo de facilitar al espermatozoide el recorrido que debe hacer para su destino fertilizador final.

De nuevo, las hormonas y otra vez, un elemento para establecer tu periodo de ovulación con lo que además puedes definir la certeza de tu calendario de fertilidad. Es seguro que ocurra al momento final del periodo de ovulación y por ello, puede establecer una manera de tener mayores posibilidades de concebir.

Si te han interesado los datos que te presentamos, en torno a los síntomas de ovulación…

Te sugerimos que te comuniques con nosotros a través de nuestra sección de preguntas para resolver todas sus dudas con respecto a los síntomas de ovulación y otros temas. Así mismo, hemos seleccionado para que mejores los conocimientos generales sobre aspectos importantes de tu cuerpo, los siguientes enlaces que seguramente te ofrecerán informaciones valiosas.

Te hemos presentado algunos de los síntomas de ovulación, tanto los conocidos como los menos comunes y te recordamos que cada mujer presenta diferencias notables. Pero lo importante aquí es aprovechar esta información para identificar la manera en la cual puedes desarrollar un conocimiento adecuado de tu periodo de ovulación, además de facilitar el calcular los días fértiles entre otras informaciones necesarias para tu vida de mujer activa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here