Parto eutócico

Dar a luz
¿Sabes que es un parto eutócico? Con esa palabreja se designa, ni más ni menos, un parto normal.

Así, parto eutócico es todo aquel que se inicia de forma espontánea, con un bebé a término y en posición adecuada, y que transcurre y finaliza sin complicaciones. En el parto eutócico no se precisa de ninguna maniobra quirúrgica para que termine el parto, en caso contrario, se denomina parto distócico.

¿Quieres saber más del parto eutócico o normal?

Sobre el parto eutócico no se puede decir mucho, ya que se caracteriza por la ausencia de problemas. Un parto eutócico se desarrollaría pues según los procesos fisiológicos de cada mujer y sin necesidad de intervenciones médicas.

Hay una serie de factores que hacen más complicado (o imposible) un parto normal o eutócico. Son situaciones en las que las maniobras quirúrgicas son necesarias para asegurar el bienestar de la mamá y/o el bebé:

  • Posición fetal anormal (cuando el bebé no se sitúa de cabeza, suele ser necesaria una cesárea)
  • Desproporción entre el tamaño de la cabeza del bebé y la pelvis de la madre (no se puede diagnosticar hasta que la madre está completamente dilatada)
  • Trastornos en la frecuencia, tono o intensidad de las contracciones
  • Causas fetales ( prolapso del cordón, desprendimiento de la placenta, pérdida de bienestar fetal…)
  • Determinadas enfermedades maternas

La ausencia de todos estos problemas permite un parto eutócico, que ocurre en el 60% de los partos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here