¿Se puede tomar regaliz en el embarazo?

0 Comentarios

embarazada

A muchas mujeres embarazadas les gusta darse de vez en cuando un capricho y comer algún dulce como caramelos o regaliz, pero en muchas ocasiones esto tiene consecuencias que no se esperan, sobre todo si hay un exceso de determinados ingredientes como los que pueden tener las conocidas pastillas Juanola, los palos de regaliz o los regalices de colores. ¿Quieres conocer las causas?

Para una mujer en estado un dulce es un capricho, pero hay que conocer que como todo, en exceso puede ser peligroso, aunque hay un dulce que puede serlo aún más para el futuro bebé, el regaliz.
Realmente no se trata de un dulce, pero en realidad es la raíz de una planta herbácea llamada Glycytrhriza glabra, la cual cuenta con propiedades conocidas desde hace miles de años por el hombre y siempre ha sido usada, además de cómo colorante natural como un medicamento.

Esta planta cuenta con un componente que puede ocasionar daño al bebé antes de nacer y los médicos recomiendan no consumir regaliz, especialmente el regaliz negro, cuando se está embarazada para no correr ningún riesgo.

Una ingesta de unos 20gr. de regaliz puede afectar al sistema adrenal, pudiendo ocasionar problemas de corazón, presión arterial alta e incluso fuertes dolores de cabeza. Pero si esta ingesta la hace una mujer embarazada el regaliz puede interferir con las barreras naturales que tienen las mujeres para que las hormonas del estrés lleguen hacia el feto.

Según diferentes estudios entre el que destaca la publicación American Journal of Epidemiology, aquellos niños que fueron expuestos a grandes cantidades de regaliz cuando estaban en el vientre de su madre se mostrarán agresivos, presentarán conductas de déficit de atención y problemas en cuanto a habilidades verbales entre otros.

Es muy importante que antes de consumir un dulce, a no ser que se conozca a la perfección, se vigilen los ingredientes porque algunos de ellos cuentan con extracto de regaliz o extracto de raíz de regaliz como ingrediente, por lo que también puede suponer un riesgo para la salud del futuro bebé. Consulta con tu médico.

También te pueden interesar...


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *