Donación de óvulos

donacion_1.JPG

La donación de óvulos permite que mujeres con problemas ováricos puedan ser madres. Y eso se consigue gracias a la donación anónima y desinteresada de otra mujer.

Para las parejas que se plantean tener un hijo mediante donación de óvulos esta decisión nunca es fácil, ya que normalmente se llega a ella tras bastante sufrimiento -al no poder tener hijos de manera “natural-. Es importante normalizar esta situación y tener claro que esta es simplemente una forma de conseguir un hijo muy deseado que no puede venir sin esa ayuda.

En la actualidad, alrededor del 40% de los embarazos por fertilización in vitro son posibles gracias a la donación de óvulos.

¿Quieres saber en qué consiste el proceso?

La donación de óvulos se usa para solucionar problemas de fertilidad femenina derivada, entre otras, de las siguientes causas: mujeres sin ovarios, mujeres con pocos óvulos o de calidad insuficiente, mujeres con enfermedades genéticas transmitibles, o mujeres con menopausia precoz.

El perfil tipo de la donante de óvulos es de una mujer universitaria entre 18 y 25 años, pero en principio, puede ser donante cualquier mujer sana entre 18 y 35 años. Los análisis a los que se somete a las posibles donantes son exhautivos y es imposible que los óvulos de la misma puedan dar lugar a problemas de salud en la madre o en el niño.

En general, siempre se analiza a fondo el estado físico y psíquico de la donante para evitar cualquier tipo de problema.

Las mujeres que recibirán el tratamiento de fertilidad con donación de óvulos no sabrán de la mujer donante más que la edad y su grupo sanguíneo, y los óvulos de las donantes se asignarán a las receptoras en función de las características físicas de la pareja. El proceso es completamente anónimo para receptora y donante.

En cuanto al proceso de donación, comienza con la estimulación ovárica de la mujer donante, para que en el siguiente ciclo en lugar de un óvulo, obtenga entre 6 y 10. El tratamiento consiste en una serie de inyecciones subcutáneas (entre 20 y 25) que se tendrán que administrar a la donante durante unos 20 días.

Después, los óvulos se sacarán por la vagina aplicando anestesia local. La donante recibirá su alta una media hora después y podrá hacer vida normal.

Una vez que se tengan los óvulos de la donante, se mezclarán con los espermatozoides (de la pareja o de otro donante) mediante el método in vitro, y el óvulo fertilizado resultante se implanta en el útero de la mujer receptora.

El proceso de donación de óvulos es indoloro, pero más largo e incómodo que el de, por ejemplo, donación de semen. Es por eso que existe una compensación económica de entre 600 y 900 euros. De todas maneras, la razón que debe llevar a una mujer a donar óvulos debe ser altruista -ayudar a tener hijos a mujeres que no pueden-.

Las probabilidades de éxito de este método -fertilización in vitro con donación de óvulos- son del alrededor del 40%. Por supuesto, a todos los efectos, el hijo será de la mujer receptora de los óvulos, pero conviene tener claro lo que significa para la pareja tener un hijo no-biológico, y buscar asesoramiento psicológico.

Vía: Ivi y donaciondeovulos.net

1 COMENTARIO

  1. Me parece genial que Gemma Mengual haya decidido conservar las células madre ya que da mucha confianza a otras mamás que están valorando realizar esa inversión. Realmente vale la pena, al menos informarse… Os dejo un link con más info: http://on.fb.me/Sevibe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here