Dolor de piernas durante el embarazo: cómo combatirlo

piernasenalto.JPG

Uno de las molestias más habituales durante el embarazo es el cansancio y dolor de piernas, así como la presencia de calambres y la aparición de varices. Pero que sea algo común no quiere decir que te tengas que quedar de brazos cruzados y esperar a que pase: hay pequeños gestos que te ayudarán a aliviar el problema. ¿Quieres saber cuales son?

1. ¿A qué se debe el dolor de piernas durante el embarazo?

Principalmente,  a la mala circulación. Desde el principio del embarazo, los vasos sanguíneos de la madre se dilatan, aumentando el volumen de sangre  aproximadamente en un litro y medio, ya que tiene que atender al funcionamiento de dos organismos. Debido al aumento de volumen del útero, el retorno sanguíneo desde las piernas se dificulta y suele producir inflamación, sensación de pesadez y, en algunos casos, provoca la aparición de várices.

Además, la retención de líquidos, tan común en el embarazo, provoca hinchazón, empeorando el panorama.

Y el peso extra del embarazo se carga sobre las piernas, de ahí que sean tan frecuentes los calambres durante los últimos meses del embarazo.

2. ¿Qué puedes hacer para combatir estas molestias?

  • Estira las piernas antes de acostarte, y haz frecuentemente ejercicios con los pies (girar los tobillos, alternar punta y tacón, etc).
  • Trata de acostarte sobre el lado izquierdo del cuerpo para dormir, ya que así favoreces la circulación del flujo de sangre desde las piernas hasta el corazón.
  • Evita permanecer sentada o parada en una misma posición mucho tiempo. No te sientea con las piernas cruzadas.
  • Masajea las piernas.
  • Haz algo de ejercicio suave, como caminar, nadar o subir escaleras.
  • Siempre que puedas coloca tus piernas en alto (por encima de la altura del corazón).
  • No uses ropa ajustada. Pregúntale a tu médico sobre la conveniencia de usar medias de soporte para prevenir la aparición de varices.
  • Evita el calor excesivo. No pongas las piernas al sol ni tomes baños muy calientes o saunas. Tampoco te depiles con cera caliente. Cuanto te duches, es conveniente acabar con un chorro de agua fría (salvo si estás sufriendo muchos calambres).

embarazadanadando.JPG

3. ¿Qué puedes comer para sentirte mejor?

  • Lo principal es mantenerse hidratada. Debes beber mucha agua, ya que su carencia favorece la retención de líquidos.
  • Sigue una dieta baja en sal para evitar la hinchazón. Pero eso no significa eliminar la sal, porque eso tampoco es bueno. Si tienes dudas sobre la cantidad adecuada, consulta a tu médico.
  • Evita alimentos con mucho sodio como: conservas, salazones, embutidos, patés y encurtidos.
  • Una dieta rica en fibra disminuye el riesgo de varices.  Consume abundante frutas y verduras, así como cereales integrales y legumbres.

4. ¿Cuándo debes preocuparte?

Aunque el dolor de piernas durante el embarazo es común, un dolor muy agudo y persistente puede ser señal de trombosis en la pierna u otras enfermedades.

Una hinchazón excesiva de las piernas puede ser signo de preeclampsia. Si notas cambio de color, o excesivo calor en las piernas también debes acudir al médico.

¿Conoces algún otro truco para combatir el cansancio y el dolor de piernas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here