Beneficios de dar el pecho

lactancia2.jpg

Acaba de comenzar la Semana Internacional de la Lactancia, y aunque en España se celebra más en octubre, me ha parecido una ocasión inmejorable para hablar de los beneficios de dar el pecho para madres y bebés.

Y es que todos sabemos que la leche materna es el mejor alimento para los bebés, pero es que también es la mejor opción para recuperarte del parto. Dicho esto, quiero dejar claro que dar el pecho o no es una opción personal, y no deberíamos juzgar a nadie por hacerlo o dejarlo de hacer.

La gran mayoría de las mujeres puede alimentar perfectamente a su pequeño a través de su leche. ¿Quieres saber qué ventajas trae hacerlo?

Para la salud de tu hijo, alimentarse de leche materna supone una gran ayuda para evitar infecciones y combatir cualquier enfermedad. Los niños alimentados con pecho presentan un riesgo menor de catarros, alergias, diabetes, diarrea, eccemas (dermatitis atópica), asma y otitis media.También duermen mejor.

Además, la digerirá fácilmente y no presentará alteraciones nutricionales, ya que es la leche propia de la especie humana.

Pero más allá de la salud, también trae beneficios a nivel emocional. El contacto físico con su mamá hace que el bebé se sienta arropado y feliz, lo que a la larga le hará más tranquilo y seguro de sí mismo.

Pero como ya dije, no solo hay ventajas para ellos. La naturaleza es sabia, y a pesar de la incomodidad que podamos suponer, dar de mamar incide positivamente en el bienestar de la madre. No son las razones principales para optar por dar el pecho, evidentemente, pero no está de más saber que para nosotras es también la mejor opción. ¿Por qué?

  • Previene hemorragias postparto.
  • Te ayuda a perder peso tras el embarazo, pues al producir leche consumes más calorías.
  • Te protege contra la osteoporosis.
  • Previene los cánceres de mama y ovario.
  • Es muy económico (le estarás dando la mejor alimentación sin gastar ni un euro).
  • Estrecha los lazos afectivos con tu hijo, haciendo que te sientas útil y protectora.

Durante los seis primeros meses de vida, tu hijo debe alimentarse exclusivamente de la leche materna, ya que contiene cantidades apropiadas de carbohidratos, proteínas, grasa  y suministra las enzimas, los minerales, las vitaminas y las hormonas que los bebés necesitan. La leche materna también contiene anticuerpos de la madre que pueden ayudar al bebé a resistir las infecciones.

Durante los primeros dos meses de vida, conviene no darles biberón, pues pueden acostumbrarse a la tetina del mismo (que se chupa de forma diferente) y después agarrarse mal al pezón. Transcurrido ese tiempo no suele haber problemas para adaptarse a ambos. Los biberones pueden ser una solución muy útil en caso de que no puedas estar todo el día con el bebé, ya que puedes extraer tu leche y que otras persona se la de en biberón.

¿Le diste el pecho a tu bebé? ¿Qué beneficios pudiste advertir?

2 COMENTARIOS

  1. Di el pecho a mi hijo mayor hasta que tuvo un año, complementándolo con biberón en cada toma desde los 3 meses porque no cogía bien el peso. Nunca tuve problema de que no quisiese el pecho al darle también biberón y fue una experiencia altamente gratificante.
    Tanto que ahora, con mi segunda hija, he decidido seguir dándole el pecho aunque me he incorporado al trabajo tras la baja de maternidad. En el trabajo me saco una toma y en la guardería sólo le dan un biberón de fórmula, y otro de mi leche. El resto de las tomas las hemos “adaptado” a mi horario laboral para poder mantener la lactancia. Es duro, pero a mí me ayuda a llevar mejor la ausencia y a no sentirme tan “culpable” por no estar con ella. Saber que le estoy dando lo mejor que puedo darle en lo que a alimentación se refiere me tranquiliza enormemente.
    Mi recuperación de ambos partos fue espectacular, y aunque han surgido “dificultades” con ambos niños (con el niño tuve dos mastitis) es una experiencia que recomiendo a todas las mamás. Sólo hay que tener paciencia el primer mes y luego todo viene rodado.

  2. Estoy dando de pecho y no pierdo nada de peso pero mi hijo se siente feliz y duerme tramquilo de noche y abrazado a mi aunque estoy gordita me siento felis

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here