Las proteínas en el embarazo

Proteínas en la leche
Las proteínas juegan un papel fundamental en la gestación, y por eso es importante cuidar la alimentación del embarazo para tener un aporte de proteínas suficiente.

En general, por el tipo de dieta que llevamos, es difícil que haya un déficit de proteínas, aunque deben cuidarse especialmente durante el embarazo las mujeres que siguen dietas vegetarianas. En todo caso, durante los últimos meses de embarazo se debe aumentar ligeramente el consumo de proteínas, siempre dentro de una dieta sana y equilibrada.

¿Quieres saber para qué sirven las proteínas en el embarazo y en qué alimentos las podemos encontrar?

Durante el embarazo, las proteínas juegan un importante papel en la formación de la placenta y en el aumento del volumen sanguíneo, pechos y útero, así como en la formación y crecimiento del feto. Además, durante la lactancia natural se necesita un mayor número de proteínas.

Para asegurar un aporte suficiente de proteínas durante el embarazo, debes incluir diariamente las siguientes raciones de alimentos:

  • 4 raciones de lácteos (una ración sería un vaso de leche, dos yogures o 80 gr de queso fresco).
  • 2 raciones de carne, pescado o huevos
  • Legumbres, arroz, pasta y patatas (hay que alternar estos alimentos entre la comida y la cena, con una frecuencia de unas 3 veces por semana. Para lograr proteínas de calidad conviene mezclar en un mismo plato legumbres con cereales o tubérculos).
  • Frutos secos (se pueden tomar a diario, pero cuidando la cantidad, ya que aunque son ricos en proteínas, también lo son en grasas y calorías).

Las mujeres que sigan una dieta vegetariana durante el embarazo deben tener especial cuidado para conseguir el aporte suficiente de proteínas.  Si toman huevos y lácteos, conviene tomar entre ambos unas 8 raciones diarias (cuidando que los lácteos sean desnatados si hay problemas de colesterol alto o sobrepeso). En caso contrario, conviene comentarlo con el médico, para que te proponga una dieta vegana que te asegure las proteínas diarias que tu cuerpo necesita (mezclando legumbres y cereales, y tomando productos como el tofu o la soja).

Un déficit de proteínas en el embarazo puede causar pérdida de peso,  fatiga e infecciones variadas en la madre, y problemas en el sistema inmune y desarrollo intelectual del bebé. Pero como ya dijimos, una dieta equilibrada ya nos asegura el consumo de proteínas suficiente.

Foto vía: Pimthida

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here