Parto vertical

partovertical.JPG

Cada vez se oye hablar más del parto vertical y de las modalidades más tradicionales de dar a luz. De hecho, en la actualidad hay hospitales en España que ofrecen a la mujer poder elegir la postura en la que quiere dar a luz.

Los defensores del parto vertical -ya sea con la mujer de pie, en cuclillas o semisentada- explican que esta postura, más natural, facilita el trabajo de parto, reduciendo el tiempo y los riesgos para el bebé y la mamá.

¿Quieres saber más cosas sobre el parto vertical?

El parto horizontal se introdujo en el siglo XVII con el objeto de facilitar el trabajo del médico durante el parto, especialmente en el caso de ser necesario el uso del fórceps. Con el tiempo, esta postura se institucionalizó en la mayoría de los hospitales, y se hizo casi inevitable con la llegada de la cesárea (que hace que las mujeres pierdan la sensibilidad de cintura para abajo impidiendo que se sostengan).

Sin embargo, cada vez se rompen más lanzas a favor del parto vertical. Se ha demostrado que en la primera fase de parto, las mujeres a las que se les permite permanecer de pie, deambulando, presentan menos dolor, piden menos analgésicos y su etapa de dilatación es más corta (se reduce a la mitad).

Para la etapa de expulsión dos de las posturas más recomendadas son en cuclillas o semisentada con los muslos sobre el abdomen, ya que favorecen el empuje. Por contra, si una mujer está acostada con las piernas colgando le resulta mucho más díficil hacer fuerza.

Aunque la Organización Mundial de la Salud ha recomendado los partos en posición vertical, son muchos los médicos que desconfían de las bondades de las posturas naturales, alegando que no hay pruebas concluyentes de que en los partos verticales haya menos desgarros y que de hecho, hay mayor riesgo de pérdida de sangre y de hemorragias.

Lo que está claro es que es la posición más cómoda para los médicos a la hora de dirgir tu parto y en la que te van a poner en caso de que presentes cualquier complicación.

No obstante, también debería ser evidente que, en un primer momento, permitir a la mujer elegir la postura hace que adopte la que le resulta más cómoda y menos dolorosa. Si estás interesada en este tipo de partos, pídele información a tu ginécologo, pero no te olvides que es un tema en el que es posible que te encuentres información sesgada por la opinión personal del médico que te trate.

Te dejo aquí un vídeo sobre el parto vertical que se puede llevar a cabo en el hospital Costa del Sol, en Málaga:

[youtube ArY_xStLo68]

¿Conoces a alguien que haya escogido el parto vertical? ¿Cuáles fueron sus impresiones?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here