Cómo escoger la mejor decoración para tu bebé

Cómo escoger la mejor y más linda decoración para tu bebé

Uno de los momentos más emocionantes de la dulce espera, es el de preparar la habitación del bebé. Sea que hayas decidido saber el sexo de tu bebé, o que quieras que sea una total sorpresa, la preparación de su habitación es súper emocionante. Navegarás en la web, verás revistas especializadas, pedirás opiniones a tus amistades… Todo lo que te ayude a llenarte de ideas y creatividad, para que el cuarto de tu pequeño sea un oasis de paz, de belleza y también de diversión. Opciones como una lámpara bebé personalizada le darán ese toque único al lugar que se convertirá en el más importante de la casa.

Si estás entre ese grupo de mamás y papás que adoran diseñar un universo de creatividad alrededor de sus hijos, encontrarás que existen geniales opciones para fortalecer su identidad, como los divertidos chupetes personalizados. Pero es en la habitación en donde se abre, como un lienzo en blanco, una oportunidad fantástica para crear un ambiente lleno de amor, de armonía y paz, en el que tu bebé pueda desarrollarse. Acompáñanos a conocer los mejores consejos para escoger el estilo de decoración con el que armarás el cuarto de tu bebé.

5 Consejos esenciales para decorar la habitación de tu bebé

1. Selecciona los colores según las sensaciones

El cuarto del bebé

Tradicionalmente el azul celeste y el rosa claro han sido el símbolo básico de las habitaciones de los más pequeños del hogar, pero la modernidad ha traído nuevas tendencias de diseño, en las que la innovación está a la orden del día. Para el cuarto de los bebés, predominan los colores suaves o pasteles: al azul y al rosa se le suman también tonos de verde, amarillo, violeta o beige. Pero no todo tiene que ser tan tranquilo en la habitación. También es válido sumar otros tonos de colores más vivaces, quizás en algún muro o pared. Los vinilos decorativos para chicos también están a la orden del día, como un elemento muy práctico y que suma personalidad al espacio.

2. Escoge una cuna cómoda y práctica

Durante los primeros meses e incluso años de la vida de tu bebé, la cuna será un mueble fundamental. La decisión va a depender en gran medida, del espacio con el que cuentes en la habitación. Existen diferentes tipos de cunas, que se adaptan a todos los gustos y necesidades. Desde las más básicas, hasta las que tienen incorporados muebles para guardar la ropita del bebé, e incluso un espacio para cambiar el pañal. Encontrarás en cualquier estilo, los más variados colores y diseños, para que vayan a tono con la idea de decoración que quieras desarrollar. Un consejo extra en este sentido: verifica muy bien que las barandas de la cuna sean fuertes y estables, pues serán fundamentales para la protección de tu bebé, cuando empiece a moverse sólo y ponerse de pie.

3. Suma diferentes tipos de iluminación

Si estás a punto de tener a tu bebé en brazos, seguro sabrás que la atención que requieren los pequeños durante sus primeros días y meses de vida, es absoluta. Tendrás que cuidar con detalle su alimentación, su aseo y su sueño. En este sentido, la iluminación del cuarto del bebé puede serte de gran ayuda. Lo ideal es que tengas una lámpara de techo que proporcione una potente iluminación en el ambiente, lo que te ayudará a mantener todo limpio y pulcro. También te será muy útil una lámpara de mesa, especialmente cuando estás tratando de dormir a tu bebé, o cuando necesita tu atención en la noche pero no quieres incomodarlo con exceso de luz.

4. ¿Pensaste en el piso de la habitación?

Generalmente estamos acostumbrados a dejar por fuera el elemento del piso, pues es lo más difícil de modificar en un espacio. Pero si estás por decorar la habitación de tu bebé, bien valdría la pena que consideraras algunas opciones, como los pisos de foami, lavables y acolchados. Si vives en un lugar que tiene piso de alfombra, es fundamental que extremes las medidas de limpieza, pues suelen acumular ácaros. Y si tus pisos son de madera o baldosa, procura tener al menos un área de tapetes removibles, en los que el bebé pueda jugar o empezar a gatear.

5. Considera un área de juguetero

decoración para bebés

Si tu bebé está recién nacido, seguramente este consejo te resulte indiferente. Pero ten en cuenta que los niños crecen con una velocidad asombrosa, y que cuando menos lo pienses, ya tendrás a tu pequeño dando vueltas por toda la habitación, gateando o caminando. Su cuarto es su primer espacio propio, así que debe representar todo lo que le guste. Destina un área de la habitación a convertirla en juguetero. Ten allí los juguetes preferidos de tu bebé, un piso acolchado que garantice que no se golpeará, e incluso una cerca plástica para que no corra peligro. Si eres de los apasionados de algún motivo infantil, puedes sumar también ideas de una decoración temática. El castillo de la princesa, la nave espacial del astronauta, o la jungla salvaje para el hombre de la selva, podrían ser algunas de las más geniales ideas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here