Linfocitos altos en niños: causas y consecuencias

Linfocitos altos en niños causas y consecuencias

Te revelamos las causas y consecuencias de tener los linforcitos altos, lo que en muchas ocasiones puede tratarse de linfocitosis. Cuando llevamos a nuestros hijos a hacerles una revisión médica y en un análisis de sangre le detectan linfocitos altos, hay que intentar detectar su causa e intentar lograr que esos índices pasen a ser más bajos, posiblemente mediante tratamiento.

Hay que tener en cuenta que un elevado número de leucocitos en los niños no quiere decir que tenga un trastorno en la sangre sino que seguramente nos está revelando que el cuerpo se encuentra luchando con una infección o una enfermedad.

El aumento anormal de leucocitos puede responder a varias razones y pueden ser a causa de enfermedades. Por ejemplo, si el niño no tiene fiebre alta pero sí tiene erupciones en la piel, podríamos encontrarnos ante un cuadro de sarampión, una enfermedad bastante contagiosa causada por una infección viral que afecta principalmente al tracto respiratorio.

Este es uno de los muchos ejemplos de infecciones virales o bacterianas a las que están expuestos los niños y que pueden acarrear ese condicionante de contar con un elevado número de leucocitos.

Otra de las causas puede ser la reacción adversa de su organismo hacia un determinado medicamento como puede ser la epinefrina y alguno que cuente con corticoides, medicamentos que pueden desencadenar esta clase de efecto secundario así como un trastorno del sistema inmune y daños en los tejidos causados por quemaduras.

No hay que olvidarse que los niños tienen siempre más del 60% de linfocitos, algo que va descendiendo a medida que van creciendo y pasan a la adolescencia aunque no se estabiliza definitivamente ese índice hasta que se llega a la edad adulta, donde se estabilizan, por norma general en el 40%.

En caso que ese 40% de linfocitos fuese en aumento, estamos hablando de linfocitosis, la cual la hay de dos clases, monoclonal o primaria y policlonal o reactiva y cada una de ellas cuenta con diferentes causas. La primera de ellas puede ser debida a tumores linoides, tricoleucemia, leucemia prolinfocítica, leucemia de linfocitos grandes granulares, linfomas con expresión leucémica, leucemia linfoblástica aguda o leucemia linfocítica crónica.
En el caso de linfocitosis policlonal o reactiva las causas pueden ser hepatitis, rubeola, adenovirus, gripe, paperas, virus herpes símple, citomegalovirus, brucelosis, tuberculosis o toxoplasmosis.

Es muy importante realizar las revisiones a los niños siempre que lo determine su médico, con lo que poder llevar un estricto control de su salud y poder prevenir o tratar a tiempo muchas afecciones a las que están expuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here