¿Cuáles son las habilidades de un bebé de 1 año? Lo que debes saber

Cuáles son las habilidades de un bebé de 1 año

La maternidad es una de las experiencias más hermosas en la vida de toda mujer que así lo desee. Se trata de un proceso en el que irás descubriendo cosas nuevas y fantásticas cada día. Desde el momento en que te enteras de la gestación, los lazos emocionales que desarrollarás con tu bebé representarán una de las mejores facetas de tu vida. Si eres una mamá primeriza, probablemente estés llena de dudas sobre el desarrollo de tu bebé, las etapas que debe ir superando y los tiempos que éstas le llevan. Existen algunos indicativos generales que nos pueden orientar sobre el normal desarrollo del niño. Incluso, puedes potenciarlo a través de diferentes herramientas y juguetes educativos para fomentar sus diferentes habilidades.

Lo primero que debes tener en consideración es el hecho de que cada niño es único y diferente. No presiones a tu bebé ni pretendas que vaya al mismo ritmo de los demás. Dale su tiempo y espacio para que vaya desarrollándose a su ritmo. De forma natural, cada bebé irá alcanzando un conjunto de habilidades motoras y sensoriales al alcanzar los doce primeros meses de vida. Esta guía te será muy útil para llevar registro del crecimiento y aprendizaje de tu bebé.

¿Cuáles son las habilidades que tendrá tu bebé al cumplir su primer año?

Las habilidades motoras

Habilidades de un bebé de un año
Estas destacan entre las habilidades y destrezas más notorias que van sumando los niños al acercarse a su primer año. Durante esta hermosa etapa de la vida de tu pequeño, verás como empieza a ponerse de pie él solo. Podrá empezar a andar de la mano, e incluso se lanzara a caminar. Si tu bebé ya tiene un año y aún no camina, ¡no te preocupes! Seguro no tardará mucho en hacerlo. Cada día verás que hace mayores movimientos, sumando fuerza a sus piernas.

Estos meses suelen caracterizarse porque el bebé tiene enormes dosis de energía, que procurará gastar moviéndose al ritmo de sus posibilidades. Una vez arranque a caminar, deberás estar muy pendiente de él o ella, pues suelen, además de moverse con rapidez, tomar cualquier objeto para llevárselo a la boca. Tus días pueden resultar mucho más agotadores que cuando tu bebé estaba en brazos, pero la ventaja es que, al estar más cansado, dormirá mejor por las noches.

En esta etapa el bebé también será capaz de sostener cubos u otros objetos con ambas manos. Podrá tomar objetos de forma precisa, utilizando sus dedos pulgar e índice. Muchos niños empiezan a jugar con legos u otras piezas parecidas, apilando bloques. También van participando de forma activa en su alimentación, llevándose pequeños trozos de alimentos a la boca.

Las habilidades sensoriales

Las habilidades sensoriales que va desarrollando el bebé durante su primer año de vida, le preparan para su desarrollo futuro. Cuando llegan al año, los niños van potenciando la agudeza de sus sentidos. Al empezar a caminar, progresivamente mejoran su equilibrio y la estabilidad de su cuerpo. Si bien los bebés que gatean van generando información sobre los límites del espacio físico, al caminar los combinan también con el equilibrio y la exploración.
El oído es otro de los sentidos que va sumando precisión en los niños. En esta etapa serán capaces de relacionar sonidos con objetos. Por ejemplo, si le regalas a tu bebé un juguete que haga melodías o música al presionarlo, él intentará repetir el movimiento para obtener de nuevo la respuesta sonora.

Las habilidades comunicativas y lingüísticas

Al llegar al primer año de vida, los bebés van progresivamente desarrollando algunas habilidades relacionadas con la comunicación y el lenguaje. En este momento, tu bebé empezará con sus primeras palabras, como mamá o papá. También sabrá identificar la palabra con el padre a quien la dirige. Sumará otros pequeños términos a su vocabulario, como la palabra agua. Balbuceará entonando, cual si hablara. También te dirá adiós con la mano y comprenderá preguntas sencillas como dónde están sus ojos, o qué sonido hacen los perros.

Las habilidades sociales, emocionales y cognitivas

¿Qué debe saber tu bebé al año?
El desarrollo de los pequeños es tan veloz, que son muchas las veces que nos preguntamos cómo crecieron tan rápido. Las habilidades sociales, emocionales y cognitivas marcan también el crecimiento de tu bebé, y experimentan en su primer año, grandes avances. En esta etapa de la vida de tu niño, te darás cuenta de que disfruta de juegos de palmadas, observar libros con muchas imágenes o que le lean cuentos. También empezará a llorar cuando te pierda de vista, y a mostrar orgullo al adquirir nuevas habilidades.

En esta etapa, los pequeños suelen desarrollar la costumbre de observar e imitar a otros niños más grandes o a los adultos. Tu bebé también será capaz de seguir órdenes sencillas y de un sólo paso, como “dame el juguete, por favor”. Es común que muchos pequeños se acostumbren a repetir conductas cuyos efectos les resultan deseados y agradables. Entre las más comunes está la de lanzar objetos al piso, para que la madre o el adulto que esté a su cuidado, lo levante. Los primeros doce meses de la vida de tu bebé son una mezcla de crecimiento y ternura que te aconsejamos disfrutar al máximo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here