Gafas de sol para tu bebé, con moderación

Las gafas de sol protegen a nuestro hijo de los rayos UVA

En verano el sol molesta y por mucho que protejamos a nuestro bebé de sus rayos siempre hay momentos en que puede exponerse, por mucho que le pongamos un gorro o una sombrilla encima de forma constante. Nosotros recurrimos a la gafas de sol para hacer más cómoda la visión, por qué nuestro bebé no? Claro que sí! Él también puede! Pero como todo no te excedas en su uso!Hay productos seguros que te garantizan una buena protección de los ojos de tu bebé, pero antes de comprar unas gafas y ponerselas a tu hij@ consultalo con su pediatra ya que la cabeza y los ojos de los bebés son muy sensibles. Un uso prolongado y continuado podría favorecer fotofobia en tu bebé; así que si le pones gafas de sol hazlo con moderación y solo cuando el bebé lo necesite.

Hay una gran variedad de modelos de gafas de sol para niños pequeños. Te enseño aquí algunas de las opciones:

Baby Banz: Estas gafas australianas son las número uno. Se venden por todo el mundo, ofrecen las máximas garantías de calidad de los organismos más exigentes. Además no tienen patillas sino una cinta ajustable de neopreno para la máxima comodidad sobre la cabeza de tu bebé. Su precio es de 17 euros. Son las originales y puedes conseguirlas en la tienda web MundoBebes.

Biboo de Imaginarium: Ofrece una serie de gafas para bebes idénticas a las de Baby Banz, tanto en la forma, como en los materiales y garantías, aunque la gama de colores es más reducida; solo dos, azul y rojo. Su precio es de 20 euros.

Bearoo de Decathlon: Son más redondas que las Bimboo y las Baby Banz y tiene patillas rígidas además de la cinta flexible atrás para la sujección. Protegen el 100% de los rayos UVA y son de categoría 4 mientras que los dos modelos anteriores eran categoría tres. Su precio es de 6 euros.

Antes de ponerle a tu bebé las gafas de sol habla con tu pediatra porque él te explicará mejor cómo usarlas con tu bebé. Algunos especialistas recomiendan no ponerle gafas de sol al niño hasta que sus ojos estén bien desarrollados, otros las aconsejan porque el sol es peor que cualquier efecto que puedan tener los cristales.

Si las usas con precaución cuando es necesario facilitarás la visión del bebé sin consecuencias (si se las pones todos los días en cuanto el niño sale a la calle podría desarrollar fotofobia, es decir, alergia al sol). Ánimo y disfruta del sol del verano sin complicarte!

Enlaces: Baby Banz, Decathlon, Imaginarium, Mundo Bebes

1 COMENTARIO

  1. Yo soy de la opinión que no debo ponerle gafas de sol al niño. Si le protegemos con una gorra que impida que el sol le diretamente, el objetivo está cumplido.
    Creo que tan pequeños solo les puede dañar, más que ayudar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here