Cómo escoger la cuna perfecta para tu bebé ¡Descúbrelo!

Cómo escoger la cuna perfecta para tu bebé

Todo padre primerizo sufre los dolores de cabeza que representa el hecho de escoger los accesorios del bebe, sobre todo cuando se trata de la cuna, porque sienten la presión de hacer la mejor elección posible. Es común recibir consejos sobre la marca, el color según la habitación, el hecho de añadir un carrusel de cuna y un largo etcétera. Pero lo más importante es, sin lugar a dudas, la comodidad y la seguridad del bebé. Y es que la elección de la cuna no debe recaer sólo en los deseos de los padres, sino sobre todo en las necesidades del bebé. Por eso te vamos a enseñar cómo escoger la cuna perfecta. ¡Descúbrelo!

Cómo escoger la cuna perfecta para tu bebé ¡No te lo pierdas!

Lo primero que debes tener en cuenta es que la cuna de tu bebé debe cumplir algunas características básicas: que sea cómoda, funcional y segura. Debes asegurarte que la cuna tenga un buen colchón y una forma que favorezca al bebé, con el fin de que no choque con los laterales. Pero también podemos tomar en cuenta otros criterios como la comodidad de los padres a la hora de colocar y sacar al niño, o cuán funcional resulta para el espacio que va a ocupar. Por supuesto, sin olvidar en todo momento la seguridad que le brinde al bebé.

Ahora, antes de hacer la compra, lo primero que debes hacer es decidir los accesorios que quieres colocar en ella: mosquiteros, carruseles, almohadillas protectoras, luz… Todo lo que se te pueda ocurrir. Siempre será bueno investigar un poco y seleccionar previamente algunos modelos que se adapten a tus necesidades para que la compra sea más precisa. Si no sabes por dónde empezar, o dónde buscar en internet hay muchas tiendas online, te recomendamos un portal muy especial. Aquí URL.

Cómo escoger la cuna perfecta para tu bebé. 1

Imprescindibles a la hora de escoger la cuna del bebé

1. Normativa vigente

Aunque no lo creas, las cunas deben cumplir una normativa vigente, que incluye las proporciones, los materiales y, en general, la seguridad del bebé. Fíjate que cumpla esta normativa antes de comprarla, no inviertas en algo que no cumple con los requerimientos básicos.

2. Tipo de cuna

El tipo de cuna es muy importante: una vez en el mercado verás que las opciones en modelo, tamaño, forma, materiales, entre otras son muchas y puedes sentirte abrumado. Determina el estilo del cuarto del bebé y decide el tiempo que usará la cuna, pues dependiendo de eso deberás buscar un tipo de cuna específico. Por ejemplo, si quieres una cuna que le sirva para su etapa de niñez, entonces debes plantearte la opción de una cama modificable que pueda terminar convirtiéndose en una cama en el futuro. Ahora, si tu intención es optar por una cuna que quizás sea más decorativa o no utilice tanto, pues con buscar el modelo que quieres será suficiente.

3. Materiales

Recuerda que los bebés buscan la forma de llevarse todo a la boca, desde sus propias partes del cuerpo como las manos o pies, hasta objetos externos que van desde un peluche, una sabana, y hasta los barrotes de la cuna. Verifica que la pintura utilizada para la cuna no sea tóxica, y que no se astille, pues una astilla se le puede incrustar a tu bebe en la piel, encías, entre otros lugares.

Cómo escoger la cuna perfecta para tu bebé. 2

4. Seguridad

Hablamos hace un momento de que la seguridad del bebé es lo más importante, y para ello debemos corroborar que la cuna cumpla con ciertas características. Por ejemplo: Los barrotes no deben ser tan grandes como para que el bebé se salga, pero tampoco muy pequeños como para que los brazos del bebé queden atascados. Si la cuna tiene ruedas, debes asegurarte que posea frenos de seguridad, sino será un completo peligro. Otro problema es la altura de los barrotes, estos no deben ser tan bajos pues el bebé se puede caer. Por último, revisa que la base del colchón sea resistente, pues los bebés y los niños en general tienden a moverse y a saltar mucho. No queremos accidentes.

5. El presupuesto

Lo más importante aunque no lo creas, pues todo lo demás se ve limitado por el presupuesto. De querer, queremos de todo y soñamos con tener lo mejor, y para nuestros hijos queremos el cielo si fuese posible. Pero a veces no es posible, así que establece tu presupuesto y gasta en lo que realmente necesitas y vale la pena. No necesitas una cuna carísima si sólo la usará unos pocos meses. Recuerda que el nacimiento de un bebé implica muchos gastos, así que está bien invertir pero también ahorrar.

Lo más importante es que la cuna cumpla con tus expectativas y que cubra las necesidades de tu bebé. En la actualidad hay infinidad de opciones así que por eso no tendrás problema, tu problema será por cuál decidirte. Cuéntanos qué otro aspectos tomarías en cuenta para escoger la cuna perfecta de tu bebé. Queremos saber tus trucos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here