El uso de Thrombocid para embarazadas, niños y bebés

El uso de Thrombocid para embarazadas, niños y bebés

El Thrombocid está indicado como un potente antinflamatorio y reactivador de la circulación, es decir, la cura tradicional para los moratones y los golpes superficiales. Probablemente, debido a sus beneficiosos efectos, estamos ante el analgésico más utilizado en el día a día de personas expuestas a gran desgaste físico, como por ejemplo, el desgaste producido por un embarazo.

Expuesto el tema, debemos fijarnos bien en cuales son las condiciones en las que las embarazadas deben utilizar este analgésico, ya que no cualquier uso es lícito cuando hablamos de fármacos como este. En ocasiones, con los embarazos más molestos, la circulación de sangre en nuestro cuerpo no es la adecuada, de ello se derivan por ejemplo la aparición de varices, etc. En estos casos el uso del Thrombocid es clave ya que recupera la zona y la reanima para un perfecto transito sanguíneo. Este es el efecto de la pomada sobre nuestro cuerpo.

Los efectos adversos del Thrombocid se dan en muy pocos casos pero igualmente deben ser referidos en este espacio. Para las personas alérgicas a cualquiera de los componentes de esta pomada los efectos adversos se manifestarán como irritación o picores en la zona en la que se aplicó el fármaco, aunque debería desistir con la interrupción del tratamiento.

En cuanto a las contraindicaciones, el Thrombocid no esta recomendado para menores de un año, y para las personas mayores solo debería aplicarse en las zonas en las que la piel estuviera limpia. No debe aplicarse en ningún caso en úlceras o heridas abiertas.

La forma en la que se deberá aplicar este producto es con suaves masajes sobre la zona donde siente la molestia, de todos modos, se recomienda el uso de este analgésico de tres a cuatro veces diarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here