Los cuidados del recién nacido cuando llegas a casa

Los cuidados del recién nacido cuando llegas a casa

En esta entrada vamos a proporcionarte algunos consejos que debes tener muy en cuenta cuando se tiene un bebé y se desea que todo salga bien una vez que llegas a casa del hospital.Cuando se tiene un hijo, especialmente si se trata de padres primerizos, hay muchos detalles que hay que tener en cuenta con el bebé, para que sus primeros meses sean de completa seguridad en el hogar dado que requieren todos los cuidados que se les pueda proporcionar dado que ellos no se valen por sí mismos.

¿Qué cuidados hay que proporcionar al bebé?

Además de la alimentación y de la higiene, hay que tener en cuenta muchos aspectos que harán que el bebé esté mucho mejor atendido y con más seguridad. Si el retoño tiene la piel amarilla se trata de un exceso de bilirrubina que el hígado no puede procesar correctamente, pero se pasa en pocos días. Si persiste es necesario llevarlo al pediatra para verificar si es algo normal o se trata de alguna enfermedad.

Los bebés suelen hacer deposiciones de manera muy variable, pudiendo ser de unas seis veces al día o una cada dos o tres días, y van cambiando de coloración, pasando de negras a verdes, amarillas, líquidas y posteriormente más duras.

Si la niña sangra por la vagina en sus primeros días o si tiene los pechos algo hinchados (algo que también puede suceder en los niños), no hay que preocuparse, seguramente son las hormonas de la propia madre que han pasado al hijo durante el embarazo. Esta situación se resuelve sola.

A la hora de tocar al bebé siempre ha de hacerse con las manos completamente limpias dado que pueden ser portadoras de infecciones. En casa, la habitación del bebé debe estar bien ventilada, pero sin corrientes, con una buena temperatura y en caso de que haya calefacción se recomienda poner un recipiente con agua para que haya algo de humedad en el ambiente.

Cuando el niño llora no es solamente porque tenga hambre, puede tener calor, frío, sueño, que le duele algo, etc., hay que procurar atenderle cuanto antes, especialmente cuando duerma. En la cuna no se recomienda ponerle almohada y es mejor dejarle dormir boca arriba o de lado, siendo ésta la postura más segura.

Otros consejos muy importantes

  • No se recomienda fumar ni durante el embarazo ni después, el niño no debería respirar el humo del tabaco.
  • El baño será diario y con gel neutro y una esponja especial.
  • La ropa del niño no debe ser ajustada, debe ser de algodón y que permita la transpiración.
  • Siempre es mejor la lactancia materna que cualquier otra leche.
  • La limpieza del ombligo será con agua y jabón cuando se cambie el pañal y después debe secarse bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here