Los beneficios de tener mascotas para los bebés

Los beneficios de tener mascotas para los bebés 1

Muchas personas tienen mascotas en casa, pero a veces nos preguntamos si los bebés del hogar deberían tener contacto con animales a tan temprana edad. Estas dudas son infundadas, ya que tener una mascota en tu hogar ciertamente representa una serie de beneficios importantes en el desarrollo de tu niño. Incluso pueden potenciar la salud de tu bebé.

Según un estudio realizado en Finlandia, con 397 niños, y otro que se llevó a cabo en Detroit con 565, crecer con una mascota reduce el riesgo de alergias y asma en los niños ya que, al estar expuestos al pelo del animal, se desarrolla su inmunidad contra agentes externos. Los resultados indicaron que tener una perro o gato en casa significaba para los niños un 44% menos de probabilidades de desarrollar otitis y 29% menos necesidad de recibir antibióticos. Los estudios también concluyeron que ambas mascotas representan un potenciador significativo de la salud, pero que los perros suponen un beneficio mayor.

Asimismo, el aporte que tu mascota brinda a la salud emocional de tus niños es sustancial. El cariño desinteresado de los animales domésticos ayuda a que tu infante experimente mayor seguridad y apego. Cuando integras una mascota a tu familia, su presencia perenne en el hogar puede aliviar la ansiedad del niño cuando tú o tu pareja se encuentran lejos, de viaje o simplemente en el trabajo. Además, la compañía y el afecto incondicional de un perro o un gato hará que tu pequeño se sienta querido e importante, reforzando su autovaloración y generando una autoimagen muy positiva.

Beneficios de las mascotas en nuestra relación familiar

Los beneficios de tener mascotas para los bebés

Tener una mascota genera mucha empatía. Esto se reflejará en las relaciones interpersonales que el niño construye con amigos o familiares, ya que vendrán después de la experiencia de haber creado un vínculo afectivo previamente con la mascota. Los perros y gatos también pueden ayudar a calmar tendencias hiperactivas o agresivas que tu pequeño pueda tener. Es necesaria una educación adecuada tanto de tu niño como de tu mascota para establecer las reglas de un comportamiento correcto; así, el juego con los animales será una fuente de calma y relajación, así como estímulo de la curiosidad y la creatividad.

Sofía Huertas de GUIADEMASCOTAS comenta que “a la larga, tener un perrito o gatito va moldeando ciertos valores en los niños desde muy pequeños”. Huertas afirma que “tener la preocupación de su alimentación y cuidado diarios fomenta en el niño el concepto de la responsabilidad, sobre todo si los padres le inculcan al niño que ayude en lo que pueda con la crianza de la mascota”.

Finalmente, hay un par de consejos para hacer que tu mascota esté cómoda con la llegada del nuevo miembro a la casa. Debes alterar las rutinas semanas antes de que nazca el bebé para que el animal no relacione los cambios de manera negativa con el niño. También debes acostumbrarlo al llanto del recién nacido con grabaciones y definitivamente dale una prenda del bebé para que vaya reconociendo su olor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here