Alivia la pesadez de tus piernas

descansando

Con el embarazo notas las piernas mucho más pesadas, y te fatigas más. Es del todo normal, pero hay pequeños truquillos que te pueden ayudar a frenar estas molestias y sentir tus piernas mucho más ligeras.

Para que tus piernas no noten un cansancio excesivo, lo primero que tienes que hacer es relajarte. Siempre que tengas la oportunidad siéntate, eleva las piernas, y respira. Esos minutos no son tiempo perdido, ahorrarás en bienestar.

Haz ejercicio moderado, con caminar durante media hora, por ejemplo, es suficiente para que tus piernas se vuelvan más flexibles y resistentes.

A la hora de asearte, prueba con la ducha escocesa, y alterna un chorro de agua fría con uno de agua caliente en las piernas. Acaba siempre con el agua fría. Esto hará que tus venas se dilaten y se contraigan lo que te provocará sensación de descanso.

Cuando termines, aplícate una crema en las piernas masajeándolas de abajo a arriba para suavizar la hinchazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here