10 consejos para el parto

Si estás cerca del momento del parto, es probable que empieces a ponerte nerviosa, y, a las ganas de conocer a tu bebé de una vez, se sume el miedo de lo que pueda pasar en el proceso.

Lo primero es tranquilizarse, piensa que si tanta gente repite por algo será ;). Y es que para que el parto sea lo menos molesto posible tienes que ir tranquila y bien dipuesta. Y sobre todo, ¡recordar que una vez que el bebé llegue nos olvidaremos de todas las dificultades!

En todo caso, te dejo aquí 10 consejos muy sencillos que conviene tener en cuenta cuando llegue el momento del parto:

  • Cuando empieces a sentir las contracciones, controla su frecuencia y duración. Si durante una hora han sido regulares (más o menos cada 5 minutos), es el momento de dirigirte al hospital.
  • Calcula previamente el tiempo que te llevará llegar hasta el hospital para tenerlo en cuenta cuando se acerque el momento del parto.
  • Si durante el traslado al hospital las contracciones fuesen muy frecuentes e intensas, trata de controlarlas con la respiración, evitando el pujo. De todas maneras, ten en cuenta que en la vida real es muy improbable que no te de tiempo a llegar al hospital. Lo habitual, y más si eres primeriza, es tardar varias horas en dar a luz.
  • Una vez que llegues al hospital, sigue las indicaciones de la matrona.
  • Piensa que una actitud tranquila y relajada contribuirá a una mejor evolución. El temor al dolor acentúa las molestias físicas del parto, por lo que es importante entrenarse a priori para estar lo más tranquila posible.
  • La presencia de tu pareja durante el parto es muy útil para ti, ya que no solo te dará apoyo psicológico, sino que también puede contribuir a calmar las molestias mediante masajes. En el momento del expulsivo, él te dará ánimos, te secará el sudor y te ayudará a pujar curvando tu nuca.
  • Por contra, la presencia de tu pareja sólo será útil si ambos estáis cómodos con eso. Habladlo previamente para estar de acuerdo y que no haya de por medio sentimientos de obligación ni de culpa. En caso de que alguien no lo vea claro, lo mejor es que no esté presente en el momento  clave.
  • Debes empujar sólo cuando te lo indiquen, si lo haces en un momento inadecuado, puedes complicar la evolución del parto.
  • El primer contacto con tu hijo es muy importante. Acaríciale y háblale cuando lo tengas al lado. Si puedes, también es conveniente ponerlo al pecho durante la primera media hora, pues es cuando más estimulado está.
  • Si puedes, tambiés es bueno que te levantes de la cama a las pocas horas del parto, alternando descanso y movimiento. Eso previene complicaciones durante el puerperio.

Foto vía: Flickr

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here