Vitamina C para las defensas de tu bebé

Vitamina C

La vitamina C es uno de los nutrientes más beneficiosos y necesarios. Es imprescindible en tu alimentación y en la de tu hijo, porque además de reforzar las defensas, influye positivamente en la regeneración de los tejidos, huesos, heridas y en el óptimo mantenimiento de la piel. Por ello debes consumir vitamina C durante todo el embarazo, y llegado el momento, incluirla en la dieta de tu bebé.

Durante el embarazo es muy importante que consumas vitamina C porque ésta actúa en el desarrollo óseo de tu bebé, y en el correcto creciemiento de sus dientes. Además, esta vitamina colabora con el organismo en la absorción del hierro, lo que podría ayudarte a evitar las anemias ferropénicas tan habituales entre las embarazadas.

Si ya has dado a luz, tu hijo también necesita de este componente para reforzar sus defensas. En los cítricos encontrarás una fuente natural de vitamina C, que puedes incorporar a su alimentación sin problemas. Pero debes esperar al sexto mes para introducir este tipo de fruta en la alimentación de tu bebé. A partir de ahí puedes ir añadiéndolos, uno por uno, no todos a la vez. Y espera al menos dos días para repetir. Debes incluir estos alimentos de forma periódica en la alimentación de tu pequeño. Puedes darle cítricos de forma natural, o en dulces, mermeladas, compotas…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here