Buenas razones para tomar ácido fólico

zumo de naranja rico en ácido fólico

Seguro que ya los has oído más de una vez, las embarazadas tienen que tomar ácido fólico (también llamado folatos) y las que desean estarlo también.

Lo ideal es que lo empieces a tomar antes de quedarte embarazada para que tu futuro bebé y tú se beneficien del ácido fólico.

El ácido fólico es una vitamina B que ayuda a proteger al bebé desde el momento que lo concibes contra serios defectos de nacimiento (malformaciones) que afectan la columna vertebral y el cerebro, como la espina bifida y la anencefalia.

Los estudios también sugieren que el ácido fólico podría ayudar a evitar otros defectos congénitos, como labio leporino, paladar hendido y defectos congénitos relacionados con el corazón.

Es importante tomar una pastilla de ácido fólico todos los días, especialmente en las semanas antes de la concepción y en las primeras semanas del embarazo. Esperar hasta enterarte que estás embarazada puede ser demasiado tarde para tu bebé.

Tu médico te dará todas las indicaciones oportunas para tomar ácido fólico. Lo habitual es tomar tomar 400 mcg de ácido fólico todos los días y seguir una dieta sana.

El ácido fólico se puede tomar solo o en una multivitamina. También se encuentra en varios alimentos, como el jugo de naranja o los vegetales de hoja verde, como el brecol. Pero recuerda que por muy sana y equilibrada que sea tu dieta es difícil obtener de los alimentos la cantidad necesaria de ácido fólico. Por tanto, haz caso a raja tabla a tu médico y toma ácido fólico para que te beneficies tú ahora y tu futuro bebé después.

Las mujeres que ya hayan tenido un bebé con defectos del tubo neural deben consultar a su médico antes del siguiente embarazo ya que deberían tomar una cantidad mayor de ácido fólico.

Los estudio han demostrado que la ingesta diaria de dosis mayores de ácido fólico desde al menos un mes antes del embarazo y durante el primer trimestre del mismo, reduce en aproximadamente un 70 por ciento las probabilidades de tener otro embarazo afectado por dicho trastorno.

Las mujeres con diabetes o epilepsia y las mujeres obesas también tienen mayores riesgos de tener un bebé con un defecto del tubo neural.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here