El arnés de paseo para tu bebé…por qué?

Los arnés son para impedir que el bebé se caiga o se escape de nuestro lado sin agacharnos

Seguro que ya habeis visto este sistema de seguridad alguna vez por la calle…os acordais de que pensasteis? Yo sí…creí que era algo terrible! Me recordó a una correa de perro e interpreté que el niño estaba atado, privado de libertad. Lo cierto es que me pareció una penosa idea.

Pero mi opinión ha cambiado; reconozco que en algunos casos el “arnés de paseo” puede ser útil pero aún así espero no ver su uso generalizado!

Hace unos años que se ha empezado a ver este nuevo accesorio y cada vez hay más niños en la calle que van atados de esta manera para evitar que se pierdan o que se caigan. Tiene sentido, pero en mi mente sigue resultado algo demasiado chocante! Es una correa similar a la que le ponemos a algunos animales! No sé de qué me asombro…en el fondo somos animales, no?

Bueno, me dejo de lios y os cuento un poco más cómo funcionan estos aparatos (por no llamarles correas que me suena fatal…). Lo primero que hay que decir es que son arneses como los usados en deportes de riesgo.

Están realizados de manera que no molesten y si el peso que el arnés soporta sufre una desviación de trayectoria (el bebé cae, por ejemplo) y se tira de la cuerda guía el peso quedará suspendido de forma equilibrada. Vamos, que el bebé no se va a hacer daño porque el arnés está preparado para sujetarlo sin lastimarlo.

Hay muchos tipos de arneses. Algunos sujetan al bebé por la espalda y por las piernas, rodeando el pañal. El precio de cualquiera de los modelos es bastante asequible; ninguno de ellos llega a los 20 euros.

Arnés que va alrededor del paña

Otros se sujetan sólo en el tronco del bebé con un par de tiras que se abrochan por la espalda, desde donde sale la cuerda que el adulto debe sujetear. La mayoría son de este estilo y resultan muy cómodos para el bebé.

Arnés para bebé sujetado por el tronco

Este mismo arnés lo hay con una mochila incluída en la parte trasera; un dos en uno vamos! En realidad no me gusta nada, pero os lo enseño…

El caso es que creo que, de alguna forma, es una forma de excusar el uso del  la correa arnés por parte de padres que se sienten culpables por pasear a sus hijos como perros de esta forma.

Bebé con arnés con mochila

He sido un poco dura pero quiero dejar claro que la razón no es que esté totalmente en contra de este accesorio, sino que creo que debe usarse en casos concretos. Hay much@s mamás y papás que sufren de lumbalgia, niños hiperactivos o que se mueven demasiado, padres excesivamente histéricos con las caidas (esto es un problema a superar…es normal que el niño se caiga!)…

En ciertos casos concretos entiendo que se recurra a un accesorio como el arnés para bebés, pero en situaciones normales considero que el contacto físico (dándose la mano) entre madre o padre e hij@ es fundamental y cuando ya son más mayores es importante también la educación; explicarles por qué no deben alejarse de nosotros será más afectivo que gritarles cuando lo hacen.

Enlaces: Mothercare

6 Comentarios

  1. Almudena

    No estoy de acuerdo para nada en lo que comentas, yo lo considero muy útil, mi hija tiene una correa, a mi no me resulta feo decirlo, la maldad esta dentro de la cabeza de cada persona.
    Le encanta ir andando, tiene 15 meses, aprendio el mes pasado, y me dí cuenta que sujetandola de la manita había veces que cuando se caía mi reflejo hacía que le sujetara con fuerza y al caer se producía un tirón y retorcimiento de bracito que ahora no se produce, ademas ahora puedo controlar que la caída sea siempre de culo, evitando golpes dolorosos en muñecas o cara.
    Yo creo que goza de mayor libertad que otros niños, normalmente va de mi mano hasta que se suelta ella sola, corre libremente haciendo aspavientos con sus bracitos y siempre tiene contacto visual conmigo, por eso sonrie en todo momento, cuando se cansa se apoya en mi pierna la cojo aupas o me la pongo en el fular (otra cosa por la que me miran como si fuera una gitanilla, pero mi niña tan agusto, y eso es lo que me vale.)
    Otros padres los llevan en cochecito y sólo les bajan en los parquecitos, y de nuevo al cochecito, y si protestan los llevan más rápido o les compran algún chuche y listo, y de mientras me miran raro porque yo la llevo con correa. Si se vieran a sí mismos, pero claro como meter a un crio en un cochecito mirando para delante, sin ningún contacto con sus progenitores esta bien visto pues nada, eso si es dar cariño a un niño y tener ese contacto fisico que calificas como fundamental y del que carece mi hija por llevar correa.

    Como anecdota, contar que en un parque de columpios en fiestas de Bilbao, (vivimos aquí), un padre le dijo a su hijo mira nene una niña-perro, mientras me miraba con sorna, pues le tuve que pedir por favor si podía salir de la zona de los columpios para terminar de fumarse su cigarrillo, ya que me parecía de muy mala educación fumar ahí, me contesto que estaba al aire libre, y la demás gente de alrededor le echó del parquecillo, mientras me llamaba de todo menos maja.
    Con esto quiero decir que no se puede juzgar ni dar lecciones de como criar un hijo simplemente porque lleve algo que no sea lo que te han dicho que lleves o que compres.
    Bueno que me enrrollo, y tan sólo es mi opinión.
    Un saludo.

  2. yaneza

    pues quizas soy otro punto de vista, o quizas una mezcla entre las dos. A la primera, sí que creo que has sido algo dura, pero como bien has dicho es tu opinión y es respetable, y a la segunda, yo soy una de esas que tb lleva cochecitos, jeje por supuesto tb te respeto. ahora os cuento. mi niño de 8 meses, desde los 6 quiere suelo. Nacio con un peso 3´330(dentro de la “normalidad”) pero enseguida fue cogiendo mucho peso y talla, esta proporcionado pero está muyyyyy grande. Yo tengo 3 hernias discales desde hace años (no puedo llevarlo con fula, aunq me encantaria, pero mi espalda no lo resiste) aunque voy con el carrito, lo bajo muy amenudo y paseamos él empujando del carro y agarrado de una de mis manos. Yo me compre una de esas mochilas que tienen un arnes y le sale una “correa” para agarrarla, pero aunque mi niño anda con una mano, aun no tiene la estabilidad para ir con esta mochila, porque se le sube hacia arriba. como veis mi caso es por dolencia y problemas de espalda, pero de todas formas aunque a nadie le guste, a mi me gusta el arnes, el fula… y por supuesto tb el carrito, jeje. ESTOY EN MEDIO de ambas. Ahora una pregunta, kiero comprarme el arnes(no el de mochila, que ya tengo) pero cual creeis que es mejor, el que va rodeando el pañal o el que va rodeado por el pecho? por que el primero o veo incómodo por que tienen que ir con las piernas un poco mas abiertas, no? y el segundo es por que lo veo con menos sujecion y pienso que se le subirá hacia arriba, por que aun no tiene la estabilidad necsesaria, aunq agarrado de una mano si la tiene. que pensais?? gracias

  3. Cristina

    Hola Yaneza,

    No sé bien que recomendarte debido a tu caso concreto. En general, para niños sin problemas motores se recomienda más el que los sujeta por el pecho o tipo mochila, ya que con el otro tipo de sujección se ayuda a mantener la estabilidad al bebé y se puede “viciar” y que le cueste más mantener el equilibrio por sí mismo, pero claro, si aún no tiene estabilidad suficiente tendrías que darle la mano todo el rato, así que no sé que decirte :/

    Ya nos contarás qué decides y qué tal le va a tu peque con el arnés :)

  4. Natalia

    por favor necesito saber donde puedo comprar o hacer una cotización para cuerdas de paseo pero de muñeca ya que mi empresa necesita hacer un paseo por la planta a los hijos de sus trabajadores y hay arias muy peligrosas

  5. María

    Seré madre en breve. La primera vez que vi estos arneses fue cuando me mudé a una zona turística y vi a las familias de “guiris”, que suelen ser padres jóvenes con 3 o 4 hijos, llevando a los más pequeños con eso. Es cierto que la primera impresión fue chocante… pero también es cierto que es producto de la mente perversa del adulto y analizando mi primera impresión, cambié de parecer rápidamente.

    Cuando yo era pequeñita me crié en una gran capital. En una ocasión, en el típico tirón que se produce cuando vas de la mano con tu madre y te caes, en el reflejo de mi madre de que no me estampara contra el piso, se me dislocó el codo. De eso no me acuerdo, pero mi madre siempre me cuenta lo mal que se sintió y que el médico le explicó que las articulaciones de los niños son blanditas y delicadas y hay que evitar tironearlas. Recuerdo que era típico que dentro de un parque lleno de gente, en una peatonal llena de transeúntes o en cualquier lugar muy poblado, si se te suelta el crío de la mano o sale corriendo en la dirección contraria (cosa habitual cuando aprenden a caminar y experimentan su libertad), es bastante dramático que se te pierda.

    También me canso de ver a niños que no levantan tres palmos del piso pero que desean caminar ir literalmente colgados de la mano de sus padres, los cuales además van medio agachados hacia el costado (flaco favor al niño y a la espalda del adulto). De hecho, el niño de esa manera pierde el equilibrio con más facilidad porque les cambiamos el eje de su cuerpo (con observar un poco nos damos cuenta, no hace falta ser un científico).

    Es por todo eso, que cuando tenga a mi hijo/a consideraré comprar el arnés de paseo, para que pueda tener libertad de movimiento, sin ir colgado de un brazo, ni yo o su padre agachados como el “Po Zi” y disfrutando de la seguridad de que el bebé no se perderá entre la gente, o que en un descuido baje de la acera y pase una desgracia. El cochecito será para cuando se canse de caminar y quiera ir descansando. Si me miran como a un bicho raro… pues cada uno es libre de pensar en las perversiones que le de la gana ¿verdad?

  6. Macarena

    Esto es TERRIBLE, no lo puedo creer, todavía no salgo de mi asombro.
    Recién estaba mirando por la ventana y vi a una madre llevando a sus dos hijos atados como perros con una correa que salia de su mochilita.

    En que estamos pensando, hacia donde va esta sociedad? Cuando se van a ocupar los padres de educar a sus hijos y enseñarles en vez de hacer lo mas fácil que es atarlos?? Es muy triste verlos, por mas que creas que a ellos les gusta, jamas podrá ser así, porque a vos adulto no te gustaría no poder caminar libre.

    Todo esto que decís de los accidentes, de cuidarlos para que no se pierdan ni los roben, etc. se soluciona EDUCÁNDOLOS, enseñándoles a que caminen al lado del adulto y guiándolos en su aprendizaje.

    Amemos a los niños, son lo mas lindo que nos puede dar la vida, no los tratemos mas así por favor.

Deja tu comentario